Páginas vistas en total

domingo, 29 de septiembre de 2013

SINDICATOS, XUNTA Y CURSOS DE FORMACION

Cada día los medios de comunicación nos informan de las irregularidades que se cometen en otras comunidades autónomas con los fondos destinados a la formación de desempleados. Es un espectáculo al que estamos acostumbrados pero que no obstante criticamos con dureza y repudiamos, como no podía ser de otra manera.

Varias pueden ser las causas de dichas irregularidades: corrupción, negligencia, mala gestión, etc. Y por parte de los responsables, en lugar de reconocer los problemas y solucionarlos, lo único que hacen es dar justificaciones con el fin de escurrir el bulto.

El 19 de febrero de este año 2013 nuestro presidente Sr. Feijóo decía "Queremos seguir apoyando la formación, clave del futuro, y por eso vamos a dedicar cuarenta millones de euros a la formación de personas desempleadas para que el empleo empiece a moverse y se generen puestos de trabajo" Sabias palabras pero pocos fondos. Pero aún siendo escasos los fondos para la situación que tenemos del  22% de paro, lo mínimo exigible es que se cumplan los pagos a los parados que asisten a los cursos de formación.

No se respetan los pagos. Pero esto no es de ahora. El 14 de septiembre de 2012, el diario El País publicaba un artículo denunciando los retrasos en los pagos por parte de la Consellería de Traballo e Benestar, e indicando que FORGA (fundación vinculada a la CIG que gestiona la formación de parados) se había visto obligada a solicitar un préstamo de 30.000 euros para poder pagar al menos una parte de las bolsas a los desempleados que asisten a los cursos, ya que muchos de ellos tenían que afrontar cuantiosos gastos de desplazamiento para aisistir a dichos cursos.

O sea, la situación es la siguiente: La entidad que imparte los cursos es la que debe afrontar el pago, no obstante, como se trata de fondos públicos es la Xunta como responsable subsidiaria la que debería hacer efectivo el pago del 25% del total al inicio de los cursos.

Unos por otros ... El caso es que los cursillistas no reciben las bolsas a las que tienen derecho y que necesitan más que el agua de mayo. ¿Dónde está ese dinero? ¿A qué se destina? ¿Cuándo se va a arreglar esto?

Recordemos que estos fondos de formación salen de las cuotas que pagan las empresas y los propios trabajadores a la Seguridad Social, además de la Unión Europea mediante el Fondo Social Europeo (FSE ) que este año ha destinado a nuestra Comunidad 2.771 millones de euros.